Miscelánea

30 diciembre, 2017

Nuestros viajes de 2017

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Llega fin de año y toca hacer un pequeño resumen de los que han sido nuestros viajes durante este 2017 (juntas y por separado). Aunque este año no nos hemos ido muy lejos, hemos tenido de todo: aventuras, de relax, en tren, calor y frío! Sólo le pedimos a 2018 que podamos seguir escapándonos a nuevos destinos.

Marrakech – Abril

IMG_20170426_091714

María: Nuestra ya tradicional escapada post-Semana Santa fue en esta ocasión a Marruecos. Una salida rápida con un destino: ir al Sáhara. Conocimos la locura de la plaza Yemaa El Fna y el famoso zoco de Marrakech y pasamos dos días de viaje en coche atravesando el Atlas para llegar hasta las dunas de Merzouga. Aunque no estuvimos tan aisladas como pretendíamos, pudimos disfrutar del cielo sin ninguna luz y ver amanecer subidas a una duna, viendo cómo cada minuto cambia el color de la arena. Para mí, ha sido el viaje más especial de este 2017.

Silvia: Mi primer viaje a Marruecos en 2008 me llevó a conocer muchas de las ciudades que entran en cualquier itinerario turístico por este país (Tánger, Tetuán, Chaouen, Fez etc…). Sin embargo tenía una espinita con Marrakech, y en este 2017 por fin me la he podido sacar. Y sí, es tan caótica, bulliciosa y laberíntica como la pintan. ¡Me encantó! Es una ciudad de experiencias: probar el hamman, pasear en distintos momentos del día por la plaza Yemaa el Fna y regatear mientras vas de compras por el zoco son algunas de las cosas que tienes que hacer sí o sí.

DSC04767

Desde Marrakech partimos hasta el desierto del Sáhara en una excursión de tres días que nunca olvidaré. Las dos, junto a nuestro chófer Medi, recorrimos la distancia que separa Marrakech del desierto de Merzouga, dejando atrás el Gran Atlas y visitando por el camino la cinematográfica kasbah de Aït Ben Haddou o las garganta del Todra. Ver atardecer y amanecer en el desierto es quizás la experiencia más bonita de 2017.

Lanzarote – Julio

playa papagayo lanzarote

María: Cualquiera que nos conozca sabe que para nosotras irnos de viaje significa que después necesitamos unas vacaciones de verdad. Sin embargo, después de una época muy estresante, necesitaba empezar el verano tomándome unas vacaciones ‘normales’, de las de hacer poco y descansar. Tuve la oportunidad de irme a Lanzarote y fue un destino perfecto para ello. Playa, volcanes, paisajes increíbles y buena comida. Lanzarote es una mezcla extraña y atrayente entre aridez y agua. ¡Tengo que volver para probar el buceo allí!

‘Interrail’ – Julio

varsovia

María: Una vez que hube recargado las pilas, ya estaba lista para viajar a nuestro modo, el del no parar. Y lo hice con un interrail no interrail: viajamos en tren en nuestro viaje ‘temático’ de la II Guerra Mundial a Varsovia, Cracovia, Praga y Viena pero sin sacar el billete, porque haciendo cuentas salía más barato (tal y como explicamos en nuestra guía del Interrail). La historia del Armia Krajowa en Varsovia, la ciudad comunista de Nowa Huta de Cracovia, el barrio judío de Praga y la visita al campo de concentración de Mauthausen en Austria fueron los mejores momentos de esos 11 días corriendo detrás de trenes.

Oporto – Julio

Oporto

Silvia: Qué ganas tenía de volver a Portugal. El país vecino es siempre un destino agradable al que volver. En Oporto subí cuestas, fotografié tejados, monté en rabelo, recorrí en bici hasta la desembocadura del Duero y hasta visité una bodega de vino en Vila Nova de Gaia. ¿Se puede pedir más?

Pamplona y San Sebastián – Agosto

san sebastian

María: Por motivos de trabajo estuve por primera vez en San Sebastián en junio y ya me había cautivado. Una breve escapada en agosto me lo confirmó: esa ciudad tiene la capacidad de relajarme y hacer que olvide los problemas. Será el mar, el verde, la playa… ¿O por las decenas de pintxos que me comí? Donostia lo tiene todo y estoy deseando volver de nuevo. Completamos el viaje con una rápida visita a Pamplona, que también nos sorprendió por lo bonita y acogedora que es.

Cinque Terre – Septiembre

IMG_20170914_194319_2

Silvia: Italia nunca falla. En septiembre volvíamos a hacer las maletas para conocer los cinco pintorescos pueblos de postal que conforman Cinque Terre. 18 kilómetros de acantilados dentados, viñedos y colinas que se recorren muy fácil en tren o en barco, y si estás en forma incluso andando. Este viaje tuvo un gran plus puesto que decidimos alquilar un coche y visitar San Gigminiano, uno de los pueblos que teníamos pendiente en nuestra lista de deseos viajeros. No decepcionó aunque las expectativas eran altas. Otro día lo destinamos a conocer Lucca, la sorpresa de esta escapada. Y aprovechando la cercanía no dudamos en pasar una tarde en Florencia porque nos daba pena irnos de la Toscana sin pisar la ciudad del David. (¡sacrilegio!).

manarola

María: Lo teníamos pendiente y decidimos tacharlo de nuestra lista: Cinque Terre era otro de los sitios de Italia que rondaba en nuestra lista de visitas. Viajamos en septiembre sin planear nada y lo que iba a ser un viaje por los pueblos costeros se unió una escapada en coche hasta San Gimignano -estaba muy muy arriba en la lista- y otra en tren hasta Lucca y Florencia. Y me sucedió lo que me ocurre siempre que piso Italia y la Toscana: que me quiero escapar para vivir allí un tiempo como sea. Allí se fraguó la idea que llevábamos un tiempo discutiendo, la de crear un blog para contar nuestras andanzas.

Bruselas – Diciembre

IMG_20171207_232146

Silvia: El último destino del año tenía que tener espíritu navideño y a Bruselas que nos fuimos aprovechando el puente de diciembre. La capital europea me sorprendió para bien. La Grand Place ya merecería un viaje, pero pasear fuera del meollo turístico me descubrió una agradable ciudad. Mención especial para el Atomiun, del que sinceramente no esperaba nada y me acabó dejando muy buen sabor de boca.

En esta escapada, destinamos casi un día a descubrir Brujas. La verdad que la ciudad es preciosa aunque la encontré demasiado masificada, algo que esperaba al ser puente en España y fechas prenavideñas en las que la gente aprovecha para escaparse. De Gante solo puedo decir que espero volver porque no nos dio tiempo a mucho pero sí lo suficiente para saber que merece la pena dedicarle un día entero.

IMG_20171208_153428

María: Nuestro último viaje del año nos llevó a Bruselas, una capital europea que ninguna de las dos había pisado. A mí me habían llegado comentarios negativos sobre la capital de Bélgica, pero todo lo contrario: el centro de Bruselas tiene mucho encanto y la decoración navideña era un plus. Además, y a pesar del frío, la visita a Brujas y Gante nos descubrió pueblos de cuento, así que volver a Flandes es un nuevo objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>